Seleccionar página

El sillón dental es un elemento fundamental en la consulta del odontólogo y realiza una doble función: la de proporcionar comodidad al paciente y facilitar el trabajo del dentista o higienista. Por lo tanto, disponer de un adecuado sillón dental en una clínica es básico para ofrecer un buen servicio, algo que los pacientes percibirán en todos los sentidos. 

El sillón dental está compuesto por un conjunto de elementos odontológicos que permiten al profesional aplicar todos los tratamientos con eficacia, sin menoscabo de la comodidad del paciente. Sillón, respaldo, cabezal, bandeja, jeringa, manguera y pedal, son algunas de las partes que componen la unidad dental o sillón, cada una de las cuales con una función específica. Veamos cuáles son. 

sillón dental

Las partes y funciones del sillón dental

Cabezal, respaldo y asiento, son las tres partes principales que componen el sillón dental. Este debe cumplir todos los requisitos de ergonomía que permitan adoptar diferentes posiciones según el tratamiento, que puede variar dependiendo del paciente. Por ello, en todos los casos se trata de que los profesionales de la odontología puedan realizar su trabajo sin el menor obstáculo, mientras el paciente está lo más cómodo posible. 

Uno de los componentes del sillón dental que tiene más importancia de lo que parece a simple vista, es su tapizado. No solamente tiene que resultar lo más agradable posible al tacto para la persona intervenida, sino que el material del tapizado debe facilitar la desinfección y limpieza. 

Cabezal, respaldo y asiento

El cabezal del sillón dental debe estar muy bien ajustado al respaldo del mismo, así como poder adaptarse perfectamente a la altura de cada paciente, también de los usuarios de silla de ruedas.

El respaldo del sillón dental debe poder regularse a través de un mando, que dependiendo del modelo puede estar en el mismo respaldo. La anchura del mismo debe ser de mayor a menor hacia el cabezal, así como de dorso liso, para propiciar la comodidad. 

El asiento del sillón dental, además de mullido tiene que ser antideslizante y por supuesto regulable, con una tapicería que pueda desinfectarse. Complementando el asiento se encuentra el reposapiés, cuya única finalidad es la de facilitar mayor confort a la persona mientras recibe el tratamiento. 

equipo dental

Otra de las partes importantes que integran la unidad dental o sillón es el brazo del equipo, que a su vez consta de varios componentes: 

  • Bandeja par instrumental: de fácil acceso para el odontólogo, está compuesta por diferentes compartimentos que organizan los instrumentos dentales. Estas bandejas deben ser de material altamente resistentes, preferentemente de acero inoxidable. 
  • Manguera: se emplea  para insertar en ella diferente instrumental dental, como rotatorios lisos o enroscados, ultrasonidos, cámara intraoral o lámpara de polimerizar.
  • Jeringa de tres usos del sillón dental: pueden ser de agua, aire y spray, y están adaptadas a las mangueras.
  • Pedal: puede activarse de forma vertical o lateral, y su forma puede ser redonda, rectangular o cuadrada. La finalidad del pedal es la activación y manejo de las funciones del sillón dental.

partes del sillón dental

Otros elementos y conexiones del sillón dental

El equipo hídrico, el sistema de aspiración y la lámpara, son otros de los elementos importantes del sillón dental. 

  • Equipo hídrico: consta de escupidera y grifo, debiendo ser este último activable y de dosis regulable. La escupidera debe contar con un vaso desechable y taza de escupir de metal, plástico o cerámica. 
  • El sistema de aspiración consta de una serie de tubos, terminales y boquillas, y se ubica a la izquierda del operador. Su activación debe ser muy fácil, y su limpieza debe ser diaria empleando líquido desinfectante específico que será aspirado.
  • Lámpara: su función es proporcionar una óptima visión del campo operatorio. Debe ser articulable para para que el profesional odontólogo la acomode en la posición que necesite, facilitando así su labor. La lámpara del sillón dental consta de reflector, bombilla, condensador y transformador, entre otros elementos. 

Por lo que se refiere a las conexiones que permiten que el sillón dental funcione, la más importante de ellas es la línea de suministro y salida de agua para la escupidera. También deberá contar con al menos seis contactos eléctricos, líneas de 220 y 110 voltios, interruptores térmicos y  un interruptor general para desconectar la energía cuando finaliza el horario de consulta. 

En resumen, proporcionar una asistencia óptima a los pacientes en una consulta odontológica, pasa por contar con un sillón dental que reúna las características más adecuadas. En A D + Médical encontrás el sillón dental perfecto para tu consulta, así como todos los accesorios necesarios para complementarlo y optimizar su uso.